EL CONSTRUCTOR DE UN GRAN LEGO AEROPUERTO: un fan de LEGO® desde hace 50 años

Saludos amigos de BiB hoy vamos a conversar con uno de los miembros más reconocidos de la comunidad LEGO® en Costa Rica. Don Allan Rodríguez, vecino de Curridabat, San José Costa Rica, 55 años, quien es Ejecutivo de ventas en audio y vídeo profesional.

¿Cuándo empezaste con la pasión por LEGO®?

Desde que tengo memoria, el set más viejo que tengo es un tren de 1967, que me regalaron en 1973. Fue comprado en la tienda Universal, costó 300 colones en esa época, que era casi el salario mensual de mi papá en ese momento, pero también tengo otros viejos como el 810 y el 816, esos pueden tener, más o menos.

¿Cuál es la línea de LEGO® que más le gusta?

Mira me gusta mucho City, pero tengo de todo, Technic, Star Wars, Piratas, Modulares, Castillos, helicópteros, algunos barcos, realmente tengo de todo un poquito, para tratar de tener variado

¿Tuviste alguna época oscura?, ¿cuánto te duro?, ¿en qué momento retomaste el hobbie?

Hubo un tiempo cuando empecé a estudiar y estuve fuera del país, en el cual no compré mucho LEGO®, pero lo volví a retomar cuando mi hijo estaba pequeño hace como 25 años. Yo conservé durante todo ese tiempo mi colección, así que hubo un espacio de tiempo entre la época en que empecé a estudiar y el nacimiento de mi hijo en el que no compré mucho LEGO® pero luego lo fui rellenando. Haciendo compras en sitios como eBay y otros mercados secundarios, lo anterior con el fin de lograr obtener algunos sets del tiempo en que no estuve metido en LEGO®, pues me interesa tener sets de todas las épocas.

En las últimas exposiciones de TICOLUG ha resultado muy llamativo tu aeropuerto, coméntanos si te inspiraste en algún aeropuerto real, ¿cuántas piezas tiene y cuánto tiempo te ha llevado construirlo?

Esta es la segunda versión, pues la primera fue la que presenté en Oxígeno, pues ahí vimos todos defectos que tenía de solidez, transporte, el techo. En la segunda exposición que lo llevé se me desarmó el techo, por lo que empecé a reforzarlo, por lo cual le hice algunas mejoras. En cuanto a piezas no tengo exactamente idea de la cantidad total de piezas que debe tener, tengo una noción, deben ser más de 2000 piezas, sólo en ventanas hay 250 ventanas.

Entre los arreglos que le hice están las partes de las mangas se mejoró y el soporte de la columna, la parte trasera se desprende, para dar mejor acceso al interior del aeropuerto, el techo es nuevo, pero más robusto, así como las salidas del segundo piso, pues las puertas giratorias quedaban muy flojas, así que lo reforzamos, le pusimos luces abajo, arriba no pues el techo es transparente y le podemos poner luces indirectas desde afuera y alumbra bastante bien o le quitamos el techo

Además, le hicimos algunos ajustes a la torre de control y modificamos el radar e hicimos una estación meteorológica pequeñita. Realmente no me inspire en ningún aeropuerto en específico, pues lo que hice fue tomar ideas de varios aeropuertos en los que he estado, por ejemplo, lo básico, la parte de llegadas y salidas en dos niveles, los counter, la parte de rayos x, de revisión de maletas, el carrousel de maletas, tiene una tienda, una soda, una venta de donas, ese es un set de LEGO® que adaptamos y pusimos ahí y una batería de baños, tiene dos mangas, pero realmente no es una copia de algún aeropuerto específico del mundo.

Aparte del aeropuerto, ¿qué otras creaciones has hecho?

Bueno yo realmente empecé hasta ahora a crear mis propios MOCs, pues siempre me había gustado comprar set, armarlos, exhibirlos, guardarlos, pero siempre fueron sets oficiales. He construido una estación de bomberos que construí a principios de este año, como en enero o febrero, inspirado en las estaciones de bomberos de los 70s, tiene sus baños, camas, comedor, cocina, área para comida, dos estaciones para camiones de bomberos pequeño y un área más grande para el camión de bomberos del aeropuerto, escaleras, tiene muebles para herramientas y equipos de bomberos.

También cómo vamos a tener en estos días una exposición basada en la navidad, me basé en un set navideño para hacer una pista de sky, lo hice un poco más grande, pues para una exposición navideña hay muy pocos sets, pues la idea es tener al menos una mesa de navidad.

¿Cuál es la opinión de tus amigos, familiares, la gente que ha visto tus creaciones en las exposiciones?

Les ha gustado mucho, porque realmente los aeropuertos que saca LEGO® son sets pequeñitos, son muy sencillos y si acaso tiene una manga o un carro para subir o bajar maleta, mucha gente me ha felicitado, se asombrar de ver la calidad y cantidad de figuras, pues para la exposición usamos muchas figuras, pilotos, aeromozas, personal de seguridad, pasajeros, perros antidrogas, maletas, gente con mochilas, creamos un ambiente muy bonito que ha gustado bastante.

¿Tienes pensado algún otro proyecto de construcción para el próximo año?

Realmente no, pero en cualquier momento uno hace algo que le gusta y lo haría. Yo todo es hecho en el momento, pero no uso ningún software es puro feeling, a la antigua, poniendo y quitando piezas. Tengo un buen inventario de piezas para estar creando, tengo cajas y bolsas con piezas, he comprado lotes de piezas, algunas buenas otras malas pero el problema siempre es la clasificación de las piezas. A un amigo le compré gran parte de la estructura del Aeropuerto que remodeló un MOC que tenía y de ahí saqué la mayoría de las ventanas, y si se puede se trae algo. A veces agarro una pieza, empiezo a ponerle cosas a ver que se me ocurre y si hacemos algo.

Sabemos que sos miembro de TICOLUG y que tienes una participación muy importante en las exposiciones, pues normalmente siempre vas a exponer, ¿que tal la experiencia?

Es muy bonito, es un ambiente muy bonito, hay mucha camaradería, te ayuda a liberar el stress, yo llego acá, apago el teléfono, apago la computadora, me pongo a jugar, a armar, me relaja mucho, en las exposiciones se comparte eso, es muy divertido, entre todos pasan cosas, hay carreras, bromas, quedan anécdotas, cuando vez la capacidad de asombro de las personas con las creaciones, de los niños, son cosas que no tienen precio.

Enfocándonos a nivel familiar, sabemos que tu hijo también está muy metido en el mundo LEGO®, ¿cómo ha sido esa experiencia de involucrar a la familia?.

Mi hijo y mi esposa son también fanáticos de LEGO®. Mi hijo está en el LUG y es fanático de Star Wars, tiene bastantes sets, una colección bastante grande, entre ellos varios AT AT, el primer Falcón que sacó Lego hace 20 años, pero también tiene de la línea de Súper Héroes de Marvel. Mi esposa también tiene su propia colección ya tiene varios años. A ella lo que le gustan son la línea del Ártico y los sets de Disney e igual ella arma y trabaja, en la empresa hace actividades para grupos de trabajo con LEGO®, como LEGO® SERIOUS PLAY, esto con adultos, como forma de hacer grupos de trabajo con adultos, compañeros de trabajo

Para terminar, vos sabes que, si bien Bricks in Bits es un RLFM de origen chileno, tiene muchos lectores en el resto de América Latina, ¿cuál sería el mensaje para los fans de nuestra revista y de LEGO®?

Una de las principales cosas que para ser fan de LEGO® puede serlo desde quien tiene un solo set hasta quien tiene miles de sets, no importa la cantidad de sets que tengas, ni importa lo bonitos o no que lo sean, pues es cuestión de gustos ni lo caro o no que sea tu colección, pues ciertamente es un hobbie caro, sino la pasión y la emoción que despierta este mundo en cada quien. Mantengan siempre esa llamita, a veces se le enciende a uno más, a veces se baja, pero siempre está latente, siempre hay formas de conseguir LEGO®, comprar, vender, cambiar, prestar, pues mucha gente ha hecho sus colecciones así, la mía es grande, pero yo tengo más de 50 años de estar recogiendo piezas y sets.

Agradecemos a don Allan haberle abierto al equipo de BiB las puertas de su casa y compartir con nosotros su grandiosa colección para realizar esta entrevista y las fotos que acompañan el presente reportaje. Recuerden amigos, ¡no paren de crear!

Equipo BiB