La introducción de Juego de Tronos, al estilo BiB

Hola amigos, bienvenidos nuevamente! Hace unas pocas semanas HBO emitió el último episodio de la popular y espectacular serie Juego de Tronos (o bien GoT por sus siglas en ingles), el que dejó muy divididos a los fans de la serie al rededor del mundo. Y es que el desenlace de los habitantes de Westeros no dejó a nadie indiferente y a muchos tristes porque ya no verán a sus personajes favoritos en la pantalla chica. Sin embargo, en BiB tenemos para ustedes una serie de increíbles representaciones de algunas de las locaciones más relevantes en la serie, como los son la Fortaleza Roja, Invernalia y Braavos, entre otros. Pero la similitud entre las creaciones de Jonas Kramm con lo que vemos en la serie no solo radica en como logró representarlas, sino que además le imprimió movimiento de forma de emular como se ven estas ciudades durante la introducción.

En total, se trata de 6 representaciones de ciudades o locaciones que vemos durante la serie: la Fortaleza Roja, Invernalia, Pyke, Castillo Negro, Nido de Águilas y Braavos. Todas destacan por incorporar movimiento y haber sido construidas a escala micro, lo que no impide un nivel de detalle asombroso y además muy fáciles de identificar, para quienes seguimos la serie. Todo comenzó el año 2016, cuando Jonas construyó una serie de castillos de la serie Juego de Tronos a escala micro, inspirado en la introducción de la serie… salvo que los suyos no se movían, al menos en ese entonces. Desde ese momento se propuso construir los castillos con mayor movimiento, lo que finalmente terminó justo para la temporada final de la serie, lo que fue además una motivación adicional.

Respecto del movimiento, cada castillo tiene su propio sistema de engranajes y acoples, principalmente logrado a través de piezas Technic y que le imprimen a cada uno de ellos una dinámica distinta. Jonas utiliza una combinación elegante y acertada de partes que giran, otras que suben y bajan, el movimiento de vaivén tipo pistón o una combinación de todos o algunos de ellos. En el caso de Braavos, Jonas incluso ha incluido el movimiento de traslación de la esfera dorada, de una manera simple pero muy efectiva y que representa la moneda que circula por la ciudad en la introducción de la serie. De acuerdo con lo que nos contó Jonas, definir y encontrar la combinación adecuada de movimiento para cada una de las locaciones fue muy desafiante pero satisfactorio.

La Fortaleza Roja:

Es el primer castillo que Jonas construyó en su serie inspirada en Juego de Tronos. La principal característica de la Fortaleza Roja es la combinación de piezas rojizas y doradas, estas últimas especialmente para representar la punta de cada una de las torres. El movimiento principalmente es sube y baja, el que destaca por ser un gran bloque masivo (la parte posterior del castillo, acompañado por algunas otras torres, se complementa con el nivel de detalle y similitud alcanzado.

Invernalia:

El segundo castillo de la serie, y quizás el de mayor relevancia durante el desarrollo de esta, destaca por la gran combinación de distintos tipos de movimiento incorporados, además de la sincronización lograda para que por ejemplo una de las torres gire justo en el momento preciso en que se junta con otra de las torres del castillo. Además, Jonas incluye el Arciano donde Bran espera al Rey de la Noche y una vista a la cripta donde enterraban a los nobles de la familia Stark.

Pyke:

Es quizás la que mejor refleja la introducción de la serie, con una serie de fortalezas sobre rocas conectadas por una cadena, que hacen de símil de los puentes que las conectan. Esto último es un reflejo de la variedad de técnicas que utiliza Jonas para adaptar cada una de las locaciones. Finalmente, un barco de velas negras que seguramente es parte de la Flota de Hierro… solo le falta el Kraken.

Castillo Negro:

Inmediatamente al ver la animación de Castillo Negro, llama la atención el movimiento del característico ascensor que lleva a la guardia de la noche al tope del muro. Es tal vez el modelo más simple en cuanto a cantidad de movimiento, pero el solo hecho de tener un ascensor que suba y baje de manera armónica nos revela lo compleja de esta construcción, puesto que disponer de un movimiento continuo en dos direcciones es, sin duda alguna de gran dificultad. Mención a parte para el muro, el que está muy bien logrado y utilizando técnicas SNOT. Tal vez un poco de bloques azules o blancos transparentes le darían un toque más similar al de hielo, pero a parte de eso, la construcción es perfecta.

Nido de Águilas:

Es sin duda el más complejo de realizar de todos los anteriores, puesto que combina el movimiento de la torre principal de subida y bajada, con el movimiento rotatorio de su entorno inmediato, además del movimiento tipo pistón de una de sus torres. Es sin duda alguna el que mayor combinación de tipos y velocidades de movimiento incluye, por lo que la cantidad de engranajes en la caja debe ser cuidadosamente ubicada. Para los más fanáticos de la serie, Jonas declaró que incluso incluyó en su diseño la Puerta de la Luna.

Braavos:

La ciudad ubicada en Essos es la última creación de Jonas en torno a los castillos de Juego de Tronos, y al igual que con los 5 antecesores, no nos decepciona. Dos cosas llaman mucho la atención en esta representación, la primera es el movimiento del brazo de El Titan y lo bien logrado, a pesar de la dificultad propia de la escala. Y lo segundo, como ya lo mencionamos, es el movimiento de la esfera dorada y el circuito que esta realiza, de forma muy elegante y fluida, puesto que es necesario sincronizar muy bien el mecanismo que recoge la bola con el tiempo que esta se demora en circular. Jonas nos explica que fue esta bola representa la moneda de Oro que rueda por la ciudad de Braavos durante la introducción, y que fue más sencillos representarla como una esfera que como un un tile redondo.

Para quienes deseen conocer más a nuestro amigo Jonas Kramm, él tiene 23 años y es un estudiante de diseño gráfico en Alemania. De acuerdo con lo que el mismo nos contó, ha construido con LEGO® desde siempre y nunca pasó por la típica época o años oscuros. Si bien es cierto declara que no tiene un estilo particular de construcción, le encanta desafiar sus habilidades, y esta serie de castillos de Juego de Tronos fue uno de esos desafíos personales.

Cada una de estas “sencillas” construcciones tiene 600 a 1.000 piezas LEGO® y a Jonas le tomó alrededor de 3 meses construirlos todos. Pueden ver más de las creaciones de Jonas en sus redes sociales, ya sea Instagram, Flickr, Youtube o su página web, en esta última tiene una serie de instrucciones de armado, incluyendo algunos de los castillos.

Jonas, muchas gracias por compartir con nosotros tus increíbles creaciones, esperamos que sigas construyendo y tenerte nuevamente en BiB, mostrando tus nuevas creaciones. Además, te deseamos éxito en las futuras exposiciones a las que sabemos asistirás y donde mostraras estas increíbles representaciones.

Un abrazo

Equipo BiB