El renacer de un recuerdo imborrable: Ionizador de Partículas

Hola amigos, bienvenidos nuevamente! Hoy tenemos para ustedes una historia muy particular, puesto que se remonta hace aproximadamente 28 años atrás, cuando llegó este pequeño pero particular set a mis manos. Y es que todos tenemos algún set, creación o minifigura favorita, pero cuando estas 3 se unen en una sola, estamos frente a algo sin igual. Es que el Ionizador de Partículas (6923), de la serie M-Tron es mi set favorito de todos los tiempos e incorpora a mi minifigura favorita (como lo puedes ver en este enlace). Además son incontables recuerdos de tardes enteras creando con este set un sinfín de cosas, puesto que además el conteo y tipo de piezas que tiene es muy interesante.

Volviendo a la historia que les prometimos: -hace uno o dos años recibí una bolsa plástica con un contenido cuyo sonido es muy característico y lo acompañó las siguientes palabras: “encontramos esta bolsa en la casa y tiene algunas cosas, creo que hay varios legos”. El tiempo pasó y cuando yo creía que ya esa bolsa estaba en el olvido comencé a revisarla y mi sorpresa fue mayúscula, puesto que encontré en su interior un número considerable de piezas LEGO® de mi infancia, algunas muy maltrechas, descoloridas y sucias producto del inclemente paso del tiempo y de horas y horas de juego. Mi sorpresa fue aún mayor cuando apareció una pieza plana roja de 2×2 con una gran “M” serigrafiada (para los más jóvenes y a diferencia de lo que ocurre hoy, la mayoría de las piezas eran serigrafiadas y no calcamonías), luego otra y otra… pronto ya tenía una cantidad importante de piezas del Ionizador de Partículas, por lo que decidí buscar el listado de piezas oficiales en internet, de modo de algún día y con mucha suerte, completar esta reliquia. Al comienzo sufrí algo de decepción, puesto que el conteo inicial indicaba que me faltaban 43 de las 173 piezas del set. Así comenzó una aventura que culminó hace pocos días, con el set completamente armado (salvo el androide, el que aún sigo buscando) y “reluciendo” en mi colección.

Set: Ionizador de Partículas

Número de piezas: 173

Minifiguras: un piloto M-Tron con su casco más el respirador/tanque aire y un androide

Accesorios: Una caja para carga y varias herramientas entre ellas un comunicador, una llave y un martillo.

La verdad es que este set no deja de sorprendernos, a pesar de que ya cumplió la mayoría de edad, puesto que tanto su funcionalidad, jugabilidad y estética son sorprendentes y se mantiene vigente aún, a pesar de ya tener 18 años. Las características más relevantes de este helicóptero de carga y combate son sus dos alas, cada una de ellas con lo que aparentemente son una mezcla de impulsores y armamento (lanzaderas de misiles, ¿tal vez?), su grúa para depositar y recoger carga en base a imanes (los imanes son característicos de la serie M-Tron, además de ser la primera línea de lego en utilizarlos), su hélice en base a rotores de plasma, sus impulsores traseros ubicados bajo el fuselaje y por supuesto el cañón frontal bajo la cabina. Todo esto resulta en un vehículo altamente maniobrable, muy veloz y con capacidad para la defensa, ataque y transporte de carga o combustible… simplemente GENIAL!

A todo lo anterior le sumamos el contenedor para carga y el las muchas herramientas disponibles, muy buen diseño e ingeniería (es notable como la grúa y las aspas de la hélice pueden trabajar de forma independiente), alas ajustables en inclinación de modo de permitir mover el compartimento de carga en todas direcciones y muchas otras funcionalidades. Como les comentamos en un comienzo, logramos recuperar por completo este set con bastante esfuerzo y dedicación, puesto que muchas de las piezas faltantes no se encuentran fácilmente.

Finalmente, queremos compartir con ustedes una pequeña customización que he realizado de la minifigura del piloto M-Tron, de modo de actualizarlo y darle un look más moderno.

“Quiero agradecer especialmente a todos quienes colaboraron en reunir las piezas faltantes, puesto que es gracias a ellos que logré armar nuevamente este preciado tesoro. Además a mi familia por haber guardado por tanto años lo que yo creía estaba perdido y siempre he recordado con mucha emoción”

«Tanta fue la alegría que no me di el tiempo de limpiar las piezas, por lo que incluso se puede ver en las imágenes restos de polvo, pelusas e incluso plastilina.»

Como siempre, los dejamos invitados a seguir conectados, puesto que tenemos muchas sorpresas, artículos y entrevistas preparados para todos ustedes. Por el momento nos queda resolver una interrogante: restaurar y limpiar el set o mantenerlo en estado usado… les dejamos la respuesta a ustedes en nuestras redes sociales!

Un abrazo

Equipo BiB