La máquina del Tiempo: Revisión del Fort Legoredo, Set 6769

Saludos nuevamente amigos de BiB, desde la Máquina del Tiempo. Hoy vamos a viajar hacía el viejo oeste, una tierra plagada de aventuras, vaqueros e indios. Como parte de su línea del oeste, LEGO® System lanzó entre 1996 y 1997 una serie de sets basados en las historias y películas de vaqueros, que muchos vimos durante nuestra niñez.

Este universo estaba ubicado en los Estados Unidos de la segunda mitad del Siglo XIX y tenía varias facciones: vaqueros, bandidos, caballería e indios. El día de hoy vamos a referirnos al que quizás fue el set más grande y representativo de esta saga, el grandioso Fort Legoredo o Fuerte Legoredo (6769). Producido en 1996 y con un precio de venta entonces de US$85, este set era uno de los más grandes disponibles en esos años, con 668 piezas y la gran cantidad de diez minifiguras, la cual incluye un coronel de caballería, dos tenientes, tres soldados, tres bandidos y un vaquero

El set está construido sobre 4 bases de 16 X 32, lo cual deja un gran patio central, el que al estar unido en sus esquinas permite cambiar su configuración fácilmente, cambiando los lados de posición o construyendo una gran muralla. El edificio en sí, tiene tres accesos, la puerta principal flanqueada por dos torres de vigilancia, una gran puerta secundaria con una torre a su lado y una puerta trasera, más pequeña y bajo el cuartel general. Esta parte del set es genial, pues cuenta con la oficina del Coronel de Caballería, una chimenea y un ingenioso sistema trampa que hace que los invitados del Coronel caigan a la celda que se encuentra localizada debajo de la silla (el mecanismos se activa moviendo la mesa que se encuentra entre las sillas). También tiene un escondite secreto detrás del fuego de la chimenea que permite esconder una pistola, monedas, dinero o armas. También cuenta con un depósito secreto en las afueras de la parte que pretende ser de piedra del fuerte, en la cual levantando un ladrillo debajo de un arbusto podemos encontrar algunas monedas, seguramente escondidas por los bandidos.

El tercer lado del edificio no tiene acceso más que tres amplias ventanas. Así mismo, trae tres caballos, un cañón como los que ya conocimos en los sets de piratas y dos barriles para atacar el fuerte o guardar cosas en ellos. Como podemos darnos cuenta es un set muy divertido, grande, con muchos detalles que garantizaban a los niños de entonces, y estoy seguro que aún a los de ahora, muchas horas de diversión. Prueba de ello, es que al igual que el Breezeway Café (6376) que revisamos en el mes de marzo, fue relanzado en el 2002, con el código 6762 a un costo de US100 (esta nueva versión trae cinco piezas adicionales). Otro detalle interesante de este set, es que como toda la línea del oeste fue de los primeros productos de LEGO® en incluir armas, pistolas y rifles, más realistas e inspirados en un tipo de arma de fuego más contemporánea que la que introdujeron por primera vez los sets de piratas a finales de la década de 1980.

Soy del criterio que este es un set que ha envejecido muy bien, tiene una alta dosis de jugabilidad aún hoy en día y para aquellos aficionados a la temática del viejo oeste hay muchas oportunidades de mezclar esta línea, que fue de relativamente corta duración, con otros sets producidos por LEGO®, como la línea del llanero solitario o el recientemente lanzado Salón del Viejo Oeste, lanzado como parte del AFOL Designer Program desarrollado en colaboración entre LEGO® y Bricklink. En mi caso tengo la suerte de tener en casa el Fuerte Legoredo y que pertenece a mi hermano menor, eso sí, en calidad de préstamo, pero sin lugar a dudas es un gran set para cualquier amante de LEGO®. No olviden seguirme en Instagram en la cuenta @gatobricks ¡Espero les haya gustado la entrega de este mes, hasta la próxima! 

Equipo BiB