Jens Ole Willumsen: 40 años de historia junto a LEGO

Hola amigos, bienvenidos nuevamente! La entrevista de hoy es una entrevista muy especial por varias cosas: por un lado, no es fácil encontrar casi 40 años de historia con LEGO®, unas creaciones que son de un tamaño tal que difícilmente salen de su casa y además porque nuestro invitado se caracteriza por ser todo un amante de los bloques, con quienes además comparte cierto grado de nacionalidad… con ustedes Jens Ole Willumsen!

Hace pocos días, Jens celebró sus 50 primaveras, y la verdad es que no es fácil definir de donde es, puesto que este caraqueño, de padres daneses, actualmente trabaja y vive en Funza, una pequeña cuidad al norte de Bogotá, lo que además le ha permitido participar como miembro de LUG Colombia. Además de ser un amante de LEGO®, nuestro buen amigo Jens es además lo que podríamos definir como trabajólico puesto que además de ser socio en una compañía de biotecnología, además es consultor senior en otras áreas. Sin embargo, a pesar de que consume mucho de su tiempo, no le ha impedido desarrollar su gran pasión por los bloques, la que se compone de sets de prácticamente todas las líneas de LEGO® que utilizan los tradicionales bloques, tales como City, Castle, Ninjago, Star Wars, Friends, entre una larga lista, de la que solo se escapan Duplo y Technic.

Para Jens, lo más importante son las piezas de los sets, ya que como él nos cuenta, es muy frecuente que una vez comprado el set se deshaga de la caja rápida o inmediatamente, incluso antes de llegar a su casa. Y es que el uso que le a la mayoría de los sets que adquiere, es solo para piezas para la construcción de sus MOCs, los que exhibe frecuentemente en su Facebook, donde además muestra como los construyó, sus viajes a LEGOLand, manuales antiguos y todo lo relacionado con su colección.

Jens ha pasado casi toda su vida, cerca de 40 años, coleccionado LEGO®. Es tanto tiempo que fácilmente “podría hasta escribir un libro”. Esto se debe a que desde que tiene memoria, en su casa siempre se jugó con LEGO®, primero su hermano mayor y luego Jens. Incluso recuerda a algunos amigos y vecinos con los que compartía tardes de juego. Además, tantos años han traído consigo muchas anécdotas e historias, como por ejemplo una vez que, teniendo 12 años, construyó un robot LEGO® (como los de las series de televisión), al que su padre le tomo una foto. Esa misma foto la enviaron, en un sobre con estampilla y por correo (aunque parezca increíble, en esa época no había internet, WhatsApp, fotos digitales, correos electrónicos, etc.) a LEGO®. “Paso el tiempo y llego una carta escrita a máquina de escribir por correo por parte de LEGO®. Aún tengo la carta.”

Además, las frecuentes mudanzas de Jens, a lo largo de su vida, han significado que se le extravíen algunas cosas, otras veces simplemente las bota. Un caso, fue un árbol y arbustos que sin saberlo y pensando que eran de algún otro tipo de juego, las desechó. Sin embargo, y al tiempo después, encontró en un libro de historia de LEGO®, que se trataba de un árbol del año 1969! Sin embargo, al comenzar a abrir algunas cajas de la mudanza, poco a poco aparecieron las piezas y un sobre marrón viejo con más de 60 manuales de las series 300´s y 600´s y varias piezas desde 1969, en perfecto estado.

Para Jens, y a pesar de que actualmente la variedad de piezas y colores es muy amplia, la época dorada de LEGO® es la de los 70´s y 80´s, con sets como los del espacio o los trenes con rieles de color azul. Algunas de sus joyas son el set 122, y además ha adquirido, durante los años, varias copias de los sets 6103 y 6049 de la época de Castle y los sets de bloques 6177 y 5529. Y es que Jens extraña mucho los antiguos sets de caballeros y piratas y le encantaría que LEGO® retomara estas temáticas y que incluso se expandiera a otras épocas históricas tales como Roma y sus gladiadores, catapultas y templos.

Pero sin duda alguna, su creatividad se desata completamente en sus increíbles y grandes MOCs, los que construye solo utilizando bloques reales y sin la ayuda de dibujos o programas de computación. El tamaño de estos MOCs es tal que pueden llegar a tener 20 bases de 48×48 studs y ya con planes para ampliar uno de ellos, su favorito, a 30 bases. Además, ya tiene planificado la construcción de un aeropuerto, gran templo Ninjago, casas, edificios, estación espacial, submarino, entre otros.

La tranquilidad, creatividad y la superación tras cada nuevo MOC construido son vitales y lo mejor que LEGO® le entrega a Jens: “Hay días que uno llega del trabajo cansado o de poco humor. Simplemente, pongo una buena música para escuchar y me siento, me concentro con el LEGO® por unas horas y al final, ya me siento más relajado. Es como una medicina para mí.”

Finalmente, al pedirle a Jens que les envíe un mensaje a los jóvenes constructores y coleccionistas, él nos dice: “Tener paciencia, la imaginación no tiene límite, lo que tiene límite es la cantidad de piezas que uno posee. Entre más piezas, más las posibilidades. Sé que el LEGO® es algo costoso. Pase casi 6 años estudiando dos carreras en la universidad, en todos esos años no había para LEGO® y solo compre un set que me gustó mucho… Hoy en día hay tantas líneas y la rotación es muy rápida que uno no puede seguir todo. A mí me tomo muchos años en tener una buena colección. Pero un día, ya llegaran a mi edad y si siguen con la misma pasión, seguro tendrán más LEGO® que nunca.”

Jens, muchas gracias por compartir con nosotros tu pasión y tu increíble colección. Como tu nos contaste, historias tienes muchas y esto es solo una pequeña parte. Nos encantaría verte pronto y quien sabe, algún día compartir en una expo!

Un abrazo

Equipo BiB