Mi primera experiencia con MILS

Hola amigos, bienvenidos nuevamente! El Equipo BiB está compuesto por autores y escritores permanentes y son quienes, semana a semana, no paran de sorprendernos con entrevistas, revisión de sets nuevos y antiguos (ya es un clásico la Máquina del Tiempo), noticias del mundo LEGO® y las mejores creaciones de todas partes de mundo y especialmente Latinoamérica. Sin embargo, en BiB también tenemos un espacio para quienes quieren colaborar enviándonos sus propias reseñas o artículos. Hoy es uno de esos casos, donde nuestro gran amigo Carlos Olavarrieta, nos ha enviado este especial artículo. Los invitamos a leerlo.

Mi primera experiencia MILS

-por Carlos Olavarrieta

Si bien desde muy niño es que “juego con LEGO®”, solo desde hace un par de años es que estoy participando en un LUG. Fue en una de las exposiciones donde tuve la oportunidad de conocer el sistema de MILS (por sus siglas en inglés Modular Integrated Lanscaping System), como un sistema para realizar grandes dioramas (pueden ver más de este sistema en el siguiente enlace)

La construcción modular tiene varias ventajas a mi entender. En primer lugar, nos permite que en los grandes dioramas las placas se mantengan fijas, ya que se unen unas con otras (utilizando una técnica similar a la de los sets modulares). Al conectarse entre sí, permite un armado fácil y rápido. En segundo lugar, hay una cierta ventaja al momento de trasladar y guardar las placas, si bien cada una individualmente ocupa un mayor espacio, si la construcción es suficientemente robusta, se desarma muy poco y, por lo tanto, resiste mucho tiempo guardado, traslados y manipulación. Incluso en las bolsas o cajas en que las trasladamos hacia las exposiciones.

Por último, y a mi parecer lo más importante de este sistema, es la versatilidad que permite para creación de dioramas: los MILS son placas que dan forma a un terreno y estos pueden ser “vestidos” con los elementos que necesitemos para representar de mejor manera la escena que queremos mostrar. En mi caso realicé esta construcción para un diorama de una colina con una plantación de pinos, mientras por el camino se desarrollaba una competencia de autos.

Pero, del mismo modo, los mismos módulos sirven para ser utilizados como base para distintos dioramas, desde una batalla medieval, a una ambientada en la Guerra de las Galaxias, o un parque de diversiones, incluso un idílico pasaje natural.

En esta primera experiencia he aprendido,en base al ensayo y error, bastante sobre este tipo de construcción:

  1. Es modular por lo tanto la “modulación” es muy importante: yo ocupe una placa antigua de 50 pines que dificulto bastante la alineación y ensamble. Esto implica ser muy estrictos en la construcción inicial y la posición de las piezas que permiten la unión entre los distintos módulos.
  2. La construcción con una gran cantidad de bloques resulta en un resultado más bien tosco y se debe suavizar con la utilización de varias placas.
  3. De lo que principalmente me pude dar cuenta, es que con un buen diseño, se puede hacer placas para ocupar en distintas direcciones, lo que serán mi próxima tarea.

Para concluir fue una experiencia interesante y que quiero seguir desarrollando. Nos vemos en el futuro y sigan construyendo.

Carlos Olavarieta

Al igual que Carlos, ustedes también puedes enviarnos tus artículos, impresiones o incluso recomendaciones de que te gustaría leer en Bricks in Bits, en nuestro espacio especialmente ideado para esto. Por el momento, los invitamos a revisar las bases de nuestro nuevo concurso en el siguiente enlace, para el que tienen plazo para enviarnos sus creaciones hasta el 26 de abril. No dejen de participar

Equipo BiB