Millennium Falcon: versión El Ascenso de Skywalker, set 75257

¡Saludos amigos de BiB! El pasado diciembre Disney cerró lo que ahora conocemos como la Saga de Skywalker, lo que ha sido el corazón del universo STAR WARS desde que apreció por primera vez en el año 1977. Como parte de los productos lanzados en la línea LEGO® STAR WARS encontramos la nueva encarnación del legendario Halcón Milenario, set número 75257.

Esta redición de esta icónica nave espacial cuenta con 1351 piezas, 7 minifiguras y un costo de US$ 159.99. Mucha gente en los foros y redes sociales cuestiona el porque LEGO® ha sacado tantas versiones de varias de las naves de STAR WARS. Es una crítica muy respetable, pero que no compartimos. Con los años, las naves han ido acogiendo nuevas y mejoradas técnicas de construcción, algunas piezas nuevas que se han introducido, lo que ha mejorado indudablemente no sólo la calidad y la estética del producto, sino la experiencia de construcción.

Esta nave es la prueba de la anterior afirmación. Mucha agua ha pasado desde que el primer Halcón Milenario fuera puesto a la venta hace ya casi 21 años. Muchos de nosotros recordamos haberlo visto y haber pensado que era lo más genial que se había puesto a la venta: por fin LEGO® se unía con STAR WARS y ponía a la venta su propia versión de una de las naves más famosas de esta galaxia y de otra galaxia muy, muy lejana.

Su estructura, como es habitual en muchas otras construcciones modernas de LEGO®, tiene un marco hecho con piezas Technic® lo que le da gran estabilidad. Evidentemente este modelo no es comparable con las versiones UCS (Ultimate Collector Series 10179 y 75192), pero dentro de su rango de precio y tamaño, es sin lugar a dudas la mejor versión de este querido pedazo de chatarra (esto en palabras de Luke Skywalker), la cual, mide 14 cm de altura, 44 cm de largo y 32 cm de ancho.

La nave, en términos generales es muy resistente, si se toma por sus lados (donde está la escotilla de ingreso y su lado opuesto) se puede sostener bastante bien, es firme y no se siente que se vaya a desarmar. Sin embargo, nos parece que una pequeña debilidad que tiene el modelo es que, si tomas la nave por las pinzas delanteras, ahí sientes que no está del todo bien anclada al modelo, aunque no se desarma, no parece ser lo más recomendable.

Una importante mejoría que tiene en relación con anteriores modelos es que los paneles del techo que se abren son únicamente seis. A diferencia de las otras versiones, que traían varios paneles individuales y relativamente angostos para permitir acceso a la nave, esta los paneles están unidos en forma más amplia de ahí que solo haya un angosto panel en la parte trasera central y uno mediano en el frente, los demás podemos considerarlos grandes. Esto le da una gran apariencia a la nave, pues reduce los huecos de la nave en forma muy considerable, le da mayor estabilidad y una excelente estética, la cual, también hay que decirlo, se ve ayudada por el hecho de que en esta versión las pinzas delanteras son más grandes, lo que hace que estén mejor proporcionadas con el resto de la nave, logrando que, para esta escala, tengamos la mejor versión del Halcón Milenario pues es la más parecida a su par cinematográfico.

Tal y como lo señalamos en nuestra revisión del Slave I: Edición del 20 aniversario, en BiB no somos fans de los stickers o pegatinas, pero nuevamente en este caso si que agregan valor a la construcción pues se trata en su mayoría de texturas y colores en la parte exterior del casco, así como el motor del hiper impulso de la nave y algunas de las consolas internas que son muy características de la nave. En cuanto a las minifiguras, esta versión trae los siguientes personajes:

  1. Finn
  2. Lando Calrissian
  3. Chewbacca
  4. Boolio
  5. R2-D2
  6. C-3PO
  7. D-O

Las figuras de Finn y Lando traen doble expresión. La de Chewie, R2-D2 y C-3PO, son las que hemos visto ya por algunos años en los sets de LEGO® STAR WARS y cuentan con la calidad adecuada. Otros detalles de la nave es que puede albergar cómodamente dos minifiguras en su cabina lateral. La rampa de acceso si bien desciende no es queda lo suficientemente alta para meter las minifiguras y puedes meter dos minifiguras a manejar las torretas del Halcón, tanto la inferior como la superior. También traer los tradicionales lanza proyectiles de este tipo de naves en su versión de LEGO® los cuales pueden ser disparados. El compartimiento interior de la nave es bastante amplio, para acomodar varias minifiguras cómodamente, recreando con bastante calidad los espacios interiores de la nave, entre ellas el depósito en el cual se puede esconder cargas o minifiguras, así como el tablero de dejarik y la consola interior del Halcón.

Consideramos que esta nave tiene pequeñas fallas, que ya hemos señalado, como es la inestabilidad de la nave si se toma desde las tenazas delanteras, algo común en todo caso a la mayoría de las versiones del Halcón, así como el acceso a la nave por parte de la compuerta de ascenso. Sin embargo, como fans de la Guerra de las Galaxias conocemos otras encarnaciones de esta nave y nos atrevemos a decir que está es, excluyendo las versiones UCS, la mejor versión que se han hecho del Millennium Flacon en este tamaño. La gama de colores es la correcta, es bastante firme y estable la construcción, sus cañones se mueven y trae torpedos que pueden ser disparados, el disco deflector es redondo, como nos gusta, sus tenazas más grandes le dan la proporción correcta a la nave, de forma que es la representación más fidedigna, en este tamaño, que LEGO® ha hecho de esta icónica nave y sus motores, en la parte posterior, presentan una construcción y un uso de piezas muy bien logrado que le da un gran realismo, permitiendo que la imaginación despegue para que tanto niños como adultos puedan gozar de un buen juego, pero si no la vamos a usar, igual podemos disfrutarla admirando su hermoso diseño.

Así las cosas, estamos convencidos de que en este tamaño y en este rango de precio, se trata sin lugar a dudas de la mejor versión de esta nave que LEGO® haya hecho.  Incorpora las mejoras y avances en técnicas de construcción y diseño de los últimos 20 años, logrando que la nave casi no tenga fallas, pues los espacios huecos son menos que en versiones anteriores, es mucho más estable y robusta y estéticamente resulta altamente satisfactoria. Las mini figuras son adecuadas para la película, aunque si recomendaríamos para los amantes de la trilogía original de STAR WARS conseguir la versión del SLAVE I del 20 aniversario y de esta forma poder incorporar a Han Solo y a la princesa Leia. La nave es hermosa, bien construida. Si usted nunca ha tenido un Halcón Milenario y siempre ha querido uno pero su presupuesto no le permite la UCS, esta es la versión que debería de comprar, y si ya tiene otro, especialmente los primeros y no le satisface, pues nuevamente, le recomendamos este set, pues estamos seguro que no defraudará a ningún fanático de Star Wars. Nuevamente agradecemos al grupo LEGO® el habernos enviado este set para poder realizar esta revisión. ¡Esperamos les haya gustado!. Recuerden, ¡no paren de crear!

Equipo BiB