Un AFOL en el centro del planeta

Hola amigos constructores, Cada día qué pasa LEGO® gana adeptos alrededor del mundo, pero ¿qué pasa con los que viven en el centro del mundo? Es así como encontramos a un AFOL en Costa Rica, Centroamérica, Carlos Avila Arquin de 39 años, de San Pablo de Herédia.

-¿Carlos, desde cuando armas con LEGO®?, ¿usas algún software para diseñar ? «Juego con lego desde 1983 aproximadamente. Mi hermano mayor me lleva 6 años, y a mí madre le gustaba darnos regalos equivalentes. Así que si a él le daban un LEGO® a mi también. He instalado el LDD pero no he diseñado nada aún, soy más de la escuela antigua. Nunca fui de Atari Nintendo o Play Station y empecé a usar ordenadores en 1997 cuando entre a la universidad así que prefiero improvisar con las piezas que con software.»

¿En que te inspiras al construir? «Está pregunta es compleja. Supongo que la imaginación de niño que soñaba no solo con conocer otros lugares sino que viajar a otras épocas.  Con LEGO®, un día podía jugar a ser un rey el otro algo de Viaje a las Estrellas, la Guerra de las Galaxias o invasión extraterrestre. Respecto de lo último que construí, fue un arco del triunfo para mí ciudad. Me llevó media hora a cuarenta minutos la estructura principal. Estaba tratando de hacer una estación de trenes pero el resultado fue decepcionante. Sin embargo, los arcos de ingreso no se veían mal y decidí bajo el consejo de mi esposa conservarlo.»

-Algún mensaje para los constructores que siguen BiB “No dejen de construir ni imaginar. Está afición es hermosa. Es sana y te permite acercarte y conocer a gente buena y creativa tanto en tu ciudad cómo en tú país y en el mundo”

Pueden ver la magnífica ciudad de Gatobricks, como se hace llamar, en su cuenta de Instagram.

y recuerden amigos “No paren de crear”

 

Equipo  BiB