Un submarino con toques de Gallo Pinto

Hola amigos, bienvenidos nuevamente! Una de las películas del subgénero de los submarinos más recordada, tal vez por sus fallos en la traducción y la adaptación, es el clásico de 1990 La Caza del Octubre Rojo, basada en el libro del mismo nombre. Con un elenco de lujo y una historia llena de suspenso, se esperaba una notable producción, la que finalmente no hizo eco de las expectativas. Sin embargo, la creación que tenemos para ustedes hoy, y que está inspirada en esta película, si estará a la altura (¿o deberemos decir a la profundidad de periscopio?). Se trata de una espectacular representación del submarino Octubre Rojo, realizada por Efrain Ballesteros, un simpático Tico, de 62 años, y que trabaja como mecánico de maquinaria pesada para el gobierno de Costa Rica.

Efraín nos cuenta que colecciona LEGO® desde hace ya casi 45 años y divide su tiempo tanto en la colección como en la creación, por lo que hay de todo en su haber. Respecto del contenido, es una mezcla perfecta de sets de la serie City, Ninjago, Space, Technic (¿estará relacionado con su actual ocupación?) y varias series más antiguas. La mayor parte de su colección está compuesta por sets de la saga intergaláctica La Guerra de las Galaxias y cuenta con ejemplares que van desde 1976 hasta los más actuales.

Como les decíamos, el submarino de Efraín está inspirado en el Octubre Rojo y su diseño se basó en el Submarino Amarillo (21036), lo que resulta en todo un juego de palabras, ya que el nombre que Efraín le ha dado a su creación es el Submarino Negro. El diseño actual resultó de extender al doble el submarino popularizado por Los Beatles y realizar varias modificaciones en su interior, de modo de dar mayor habitabilidad a la nave. Con alrededor de 1.100 piezas, nuestro amigo se tardó aproximadamente 15 días en completarlo, siendo el mayor desafío las constantes modificaciones que le realizaba y que ampliaron el plazo considerablemente.

El interior del submarino está repleto de detalles y dispone de acomodaciones para toda la tripulación y que estos realicen todo tipo de actividades navales. Por supuesto no puede faltar el cuarto de máquinas, ubicado en la popa y donde vemos una serie de engranajes que conforman el motor de la nave. Incluso, el motor está adornado con palancas, indicadores y dos tiles de medio circulo que ingeniosamente funcionan como la ventilación del motor.

Como todo navío que pasará mucho tiempo sumergido y alejado de las costas, no pueden faltar los cuartos de alimentación y dormitorios, lo que están adecuadamente adornados y además muy bien equipados. En el caso del dormitorio, es posible ver como una de las cuatro camas tiene una guitarra eléctrica y además un compartimento para guardar el equipamiento contra incendios. En el caso del comedor, podemos ver varias copas y vasos, además de una galleta y media pizza.

El cuarto de mando o puente está compuesto tiene espacio suficiente para 3 tripulantes y cuenta con una serie de instrumentos y pantallas que estamos seguros son los utilizados para la navegación del Submarino Negro. Además de los indicadores, alarmas, luces y pantallas, podemos apreciar claramente el sonar y el periscopio. El cuarto se completa, entre otros detalles, por tener otro compartimento para guardar las herramientas y equipamiento para el control del fuego. En general, el submarino de Efraín está repleto de detalles, muchos basados en el real equipamiento de este tipo de embarcaciones, por lo que los invitamos a revisar en detalle las imágenes y nos cuenten que pueden apreciar y que les llamó la atención.

Agradecemos enormemente a Efraín por su tiempo, disposición y buena voluntad para compartir con nosotros y todos ustedes esta creación. Los invitamos a revisar su perfil, donde publica algunas de sus creaciones y parte de su increíble colección. Además, los invitamos a mantenerse sanos y a continuar en sintonía, puesto que contamos con mucho más material preparado especialmente para ustedes.

 

Un abrazo

 

Equipo BiB